Hecho en General La Madrid

En marzo de 2020, cuando el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, decreta emergencia sanitaria por Coronavirus (COVID-19), el Médico cardiólogo, Javier Rojo, ciudadano de un pequeño pueblo ubicado al sudoeste de la provincia de Buenos Aires (Argentina), conocido como General La Madrid, comenzó la investigación para el desarrollo de un videolaringoscopio nacional. Mediante éste dispositivo, los profesionales de la salud pueden atender a pacientes positivos de COVID-19 al realizarle asistencia respiratoria mecánica, visualizando a través de un modo avanzado la vía aérea del paciente, y permitiendo una menor exposición al contagio. 

De ésta forma, comienza un recorrido que entreteje las diferentes disciplinas, y que tiene como objetivo realizar un aporte solidario a los colegas de su pueblo y los de alrededor. Se pone en contacto con el intendente municipal, Martín Randazzo, que es quién lo acerca a un grupo de profesionales lamadritenses que lo ayudan en el diseño y desarrollo de ésta tecnología. 

Al equipo lo conforman la Ing. Civil y docente, Laura Antía, Enrique Somoza, especialista en Impresiones 3D, y Lucas Olhasso, Analista en Sistema.

Todos colaboran con el objetivo de aportar un elemento que, para nuestra ciudad es esencial, ya que implica una barrera adicional para cuidar a nuestros médicos y enfermeros en éste difícil momento. Luego de varios cambios, y correcciones logran llegar a un producto mejorado en relación al que se encuentra hoy en día en el mercado, con escasa disponibilidad, y que excede los 2.500 dólares.